La resaca de Megaupload

cable mediano

La mayor parte de las normas nacionales que regulan la responsabilidad de los servicios de alojamiento en internet eximen de responsabilidad a éstos siempre y cuando cumplan dos condiciones:

a)    no tengan conocimiento efectivo de que la actividad o el contenido almacenado es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero, o

b)    en caso de conocerlo, por cualquier medio, actúen con diligencia para retirar los datos o hacer imposible el acceso a ellos.

Este tipo de exenciones de responsabilidad no será efectivo en aquellos casos en los el destinatario del servicio actúe bajo la dirección, autoridad o control de su prestador.

Como hemos podido ver, en las apenas 72 horas transcurridas desde el anuncio de la intervención de Megaupload, toda una serie de proveedores de alojamiento han comenzado a eliminar archivos que contenían obras protegidas en el marco de la propiedad intelectual.

El hecho de que tal retirada se haya producido de forma voluntaria y sin comunicación alguna de los posibles terceros afectados, sugiere que tales prestadores de servicio conocían ex ante que los contenidos lesionaban los derechos de tales terceros. Lo que, más allá de protegerles, les ha dejado inermes, por lo que es posible que algunos de ellos, especialmente los servicios domiciliados en Estados Unidos tengan que afrontar las correspondientes responsabilidades. Sion embargo, podemos adelantar que en la mayoría de los casos éstas se resolverán entre las partes afectadas, y bajo el seguro sello de los habituales acuerdos de confidencialidad extrema.

About the Author

José Antonio Suárez es socio Co-Director del despacho Suárez de la Dehesa y cuenta con amplia experiencia en el sector audiovisual. Asesora en materia de contratación y de propiedad intelectual a empresas productoras y distribuidoras, entidades de radiodifusión, organismos públicos españoles e internacionales y a diversas entidades gremiales españolas y extranjeras. Es Secretario General de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales y ha participado activamente en la creación de la Corte de Arbitraje para la defensa de los derechos audiovisuales en Iberoamérica (Ibermedia).